Las familias numerosas de categoría especial no pierden la condición.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha acordado que las familias numerosas de carácter especial (con más de cinco hijos) ​podrán mantener tanto el título como la categoría hasta que se emancipe el último hijo. Así, el alto tribunal interpreta que no se discrimina a los hermanos menores, aunque tan sólo aquellos hijos que cumplan con las condiciones de edad, convivencia y dependencia de los padres que marca la ley, tendrán vigente el título.

El tribunal interpreta que en cuando cumpla la mayoría de edad el mayor de los hijos de la familia numerosa de categoría especial que tiene ese título, arrastra al resto de hermanos de la pérdida del título. Una pérdida, que según el órgano jurisdiccional genera “una situación de discriminación con respecto a los hermanos menores que generaron para la familia el derecho a ese título de familia numerosa de categoría especial, discriminación esta que con la reforma expresamente se ha pretendido evitar”. Considera, la Sala, que esa discriminación entre hermanos disminuye si el título de familia numerosa especial sigue en vigor en el que cumpla las condiciones.

De esta manera, la Sala Tercera resuelve el caso de una familia numerosa, de cuatro hijos y uno de ellos menor con discapacidad, a la que la Junta de Andalucía le cambió “la categoría especial” por la de “categoría general” tras cumplir los 25 años.

 

Deja un comentario